viernes, 13 de junio de 2014

12 Inventos que Cambiaron el Mundo: La máquina de escribir

El primer inventor conocido de una máquina de escribir fue un ingeniero inglés, Henry Mill, quien obtuvo una patente para su invento en 1714. El aparato no se manufacturó jamás. No había gran demanda en aquel entonces, ni durante muchos años después,de una máquina que reemplazara a la pluma. Sin embargo, allá por los años del decenio de 1850, la vida avanzaba con mayor rapidez y un inventor tras otro trataron de perfeccionar alguna forma de escritura mecánica. El telégrafo ya se usaba y los operadores podían en192tender las palabras cifradas con mucha mayor prontitud que como podrían escribirlas.

Los empleados de oficinas empleaban la taquigrafía, pero así perdían tiempo en transcribir su trabajo a la escritura ordinaria. En los negocios, en el gobierno y en las oficinas de los periódicos, el pendolista más diestro apenas podía escribir algunas treinta palabras por minuto.

Las máquinas de escribir inventadas hasta 1867 imprimían caracteres nítidos, legibles, pero tenían una falla común: eran tan lentas como la pluma, o más. Un artículo de revista acerca de una de esas máquinas intrigó a Christopher L Sholes, de cuarenta y ocho años de edad, cobrador de aduanas de Milwaukee, Winsconsin. Auntiguo impresor y director de un periódico, Sholes dedicaba su tiempo desocupado a idear aparatos mecánicos, inclusive una que numeraba automáticamente las páginas de los libros. Cuando les mostró el artículo de la revista a su amigos, éstos le aconsejaron que construyera una máquina para imprimir palabras y números. "He pensado mucho en eso", repuso Sholes, "y voy a inventarlo."

Christopher Sholes
Sholes se hundió en el proyecto. Con ayuda de dos amigos, construyó entre 1867 y 1873, treinta modelos diferentes. Para su primer modelo, inventó una nueva palabra "typewriter" (máquina de escribir). Esta máquina usaba una clave telegráfica eslabonada a un brazo con espigón, e imprimía una sola letra "W"/ Unos cuantos meses después, tenía un modelo que funcionaba con un alfabeto completo y con números. Trabajando pacientemente mes tras mes, Sholes perfeccionó los aspectos de la máquina que siguen siendo la norma en todas las máquinas de escribir que se fabrican hoy: las letras pegan en el papel en un centro común; el carro móvil, son su cilindro o platina; lineas espaciadas automáticamente; la máquina empleaba una cinta entintada; y hasta la posición de las letras en el teclado difería un poco de las máquinas de hoy. La de Sholes fue la primera máquina de escribir comercial y práctica.

El complicado aparato se amoldaba bien al sistema norteamericano de manufacturas, que tiene por base las piezas intercambiables. E. Remington and Sons comenzaron a producir la máquina de Sholes en 1873. Esa máquina de escribir era relativamente cara y durante doce años las ventas fueron malas.

Después, en 1881, una escuela de Nueva York ofreció enseñar a las jóvenes a usar la máquina de escribir. El hombre de negocios de los Estados Unidos se percató de las ventajas de una máquina que podía escribir sesenta -o, en manos expertas- ochenta palabras por minuto. Y apareció así una ocupación para las mujeres, quienes pronto reemplazaron a los hombres en casi todos los puestos de secretarías.

Lillian, la hija de Sholes, maneja
la primera máquina de escribir de uso
práctico, en 182
Antes de 1890 la máquina de Sholes, con el nuevo nombre de Remington, se vendía en otros muchos países, y posteriormente máquinas parecidas eran producidas por otros fabricantes.

Hoy la máquina de escribir eléctrica ha alcanzado general aceptación, por su mayor velocidad y la impresión más uniforme que produce en el papel.

Artículos relacionados



Widget by Hoctro | Jack Book

0 comments:

Publicar un comentario en la entrada